jueves, 19 de mayo de 2016

Trabajo sobre "La metamorfosis".

Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto...

Parece ser que se trataba de una extraña transformación, pues podíamos apreciar a un insecto de cuerpo estrecho y fuerte que era sostenido por seis patas (teniendo tres patas a cada lado del cuerpo), parecido a un escarabajo, el cual presentaba dos rígidos cuernos que mostraban el poder que éste tenía. Esa misma mañana, cuando uno de los empleados de la casa se disponía a entrar en la habitación de Gregor para dejarle sobre la mesa de su escritorio el desayuno, no encuentra a éste tumbado sobre la cama como era de costumbre, y extrañado, acude hacia la gran terraza que se encontraba junto al amplio salón para ver si estaba allí leyendo uno de sus extraños libros. Parece ser que tampoco estaba en el salón, y entonces, el empleado comenzó a alarmarse y preguntarse dónde podía estar Gregor. Tras estar pensando durante poco tiempo, el empleado se dispuso rápidamente a llamar a sus dos hermanos, pues bien sabía que pronto era la fecha de cumpleaños del más joven y podrían estar ocupados organizando los últimos preparativos para la fiesta, fiesta a la que asistiría la numerosa familia y algunos de los compañeros más significativos para éstos. Después de realizar varias llamadas y no obtener respuesta, el empleado ya desesperado dejó de buscarle.

Gregor era consciente de todo lo que estaba ocurriendo ya que el se encontraba en su habitación, pero no podía dar ninguna señal de que se encontraba en el lugar puesto que no se veía capacitado para realizar cualquier acción que le supusiese gran esfuerzo debido a la poca habilidad que ahora tenía a causa de su transformación. Gregor se sentía inútil, solo, débil, culpable por todo lo que pasaba a su alrededor... pero sabía que debía luchar por mejorarse ya que tenía la esperanza de volver a soñar de nuevo y levantarse como al principio, como un ser humano y no como un insecto incapaz de desenvolverse día a día. Trepando con dificultad por la estantería de libros que tantos recuerdos le traía, Gregor alcanzó una pequeña ventana que daba para el jardín de atrás de la casa, donde asomado, veía colgar numerosos carteles y globos de colores que adornaban junto a las flores, el jardín donde poco a poco irían pasando los invitados para darle la bienvenida a su joven hermano. Poco a poco el jardín se iba llenando hasta que dieron paso al hermano, que no pudo contener las lágrimas al ver ante él a sus seres más queridos. Este acontecimiento removió los sentimientos de Gregor, que infeliz, se dispuso a ir al jardín para presenciarlo todo desde más cerca.

Tras estar caminando por los pasillos de la casa durante un largo tiempo para llegar al jardín, éste llegó fatigado, pero quería estar aún más cerca de su hermano pequeño, algo que no le sería fácil de conseguir. Con cuidado de no ser aplastado por uno de los invitados, Gregor se fue abriendo paso a través de la corta hierba del jardín, al mismo tiempo que esquivaba los pies de los invitados que en ese momento comenzaron a bailar. Después de ello, se encontró con su hermano, al que finalmente trataría de escalar por sus piernas hasta llegar a su hombro. Gregor sentía que pronto moriría, pero tuvo la suerte de llegar a tiempo al hombro de su hermano, al cual contempló emocionado durante poco tiempo. Finalmente, Gregor siguió las indicaciones de su hermano y bajo hasta la mano de él, dónde alegre porque pudo ver a su familia por última vez, dijo al hermano que en breve moriría... Y así fue, Gregor murió tras ver a su hermano por última vez, encargándole a este que contara todo lo que había pasado. La familia y el empleado quedaron sorprendidos al recibir la noticia, recordando a Gregor como a un humano y no como a un insecto que no pudo volver a despertar después de un sueño como una persona normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario