miércoles, 27 de enero de 2016

Comentario del T. I. sobre Werther.

4 DE MAYO DE 1771

¡CUÁNTO me alegro de mi viaje! ¡Ay, amigo mío, lo es el corazón del hombre! ¡Alejarme de ti, a quien tanto quiero; dejarte, siendo inseparable, y sentirme dichoso! Sé que me lo perdonas. ¿No parece que el destino me había puesto en contacto con los demás amigos, con el exclusivo fin de atormentarme? ¡Pobre Leonor! Y, sin embargo, no es culpa mía, ¿Podía yo evitar que se desarrollase una pasión en su desdichado espíritu, mientras me embelesaba con las gracias hechiceras de su hermana? Así y todo, ¿no tengo nada que echarme en cara? ¿No he nutrido esa pasión? Más aún: ¿no me he divertido frecuentemente con la sencillez e inocencia de su lenguaje, que muchas veces nos hacía reír, aunque nada tenía de risible? ¿No he?.. ¡Oh! ¡Qué es el hombre, y por qué se atreve a quejarse? Quiero corregirme, amigo mío; quiero corregirme, y te doy palabra de hacerlo; quiero no volver a preocuparme con los dolores pasajeros que la suerte nos ofrece sin cesar; quiero vivir de lo presente, y que lo pasado sea para mí pasado por completo. Confieso que tienes razón cuando dices que aquí abajo habría menos amarguras si los hombres (Dios sabrá por qué los ha hecho como son) no se dedicasen con tanto ahínco a recordar dolores antiguos, en vez de soportar con entereza los presentes.

Podemos ver en éste fragmento, una carta que escribe Werther a un amigo al que aprecia, en la que nos muestra la pasión que siente por una mujer a la que conoce durante lo que parece un viaje. También podemos observar al final del texto, la intención que tiene de dejar en el olvido los malos momentos que ha pasado y centrarse de alguna forma en los que ahora tiene presente.

En ésta obra podemos encontrar diferentes temas; siendo uno de ellos el mal del siglo, pues nuestro protagonista está enamorado de una chica, pero vive en una sociedad a la que odia, en la que le fatigan las relaciones burguesas y decide separarse de tal sociedad.


Cabe destacar que en este fragmento, el amor que nos muestra Werther es un amor en el que siente pasión por Leonor, no un amor romántico, que sería el que se daría posteriormente con Carlota. Otra cosa que nos llama la atención, es la clara idea que posee de vivir el presente, dejar en el olvido el pasado y no pensar en el futuro ya que sabe de antemano que le llegará la muerte de una forma u otra.


Comentado ésto, podemos sacar la conclusión de que Werther, es un personaje que tiene una visión subjetiva de los acontecimientos y también podemos hacernos una idea de los sentimientos de dicha persona, pues como sabe que Carlota no le corresponde y ya está prometida, decide suicidarse para no seguir sufriendo. Por lo que es evidente que sufría por amor (entre otras cosas).


El narrador de éste texto es en primera persona, ya que es Werther quien escribe las cartas de las que se compone la obra, aunque también podemos encontrarlo en tercera persona. Si leemos el final de la obra, podemos ver que también hay una parte en la que el editor se dirige al lector. Cabe destacar que con ésta obra, el autor trata de mostrarnos la vida de tal protagonista, y podemos encontrar continuamente a lo largo de ella el tema del ideal femenino. Otra característica es que en ocasiones, hay una clara discontinuidad de tiempo entre cada carta y algunas no tienen la extensión que otras que por el contrario si poseen. En éste fragmento; y durante toda la obra, encontramos numerosos signos tanto de exclamación como de interrogación, como por ejemplo: ¡Cuanto me alegro de mi viaje! o ¿Que es el hombre, y porque se atreve a quejarse?. No podemos pasar por alto que también se hace uso de interjecciones como, ¡Pobre Leonor! y el empleo de reticencias como, ¿No he...?

Para terminar, podemos decir que el pueblo del que se habla en la obra; Walheim, es totalmente ficticio y, en ocasiones cuando hay una descripción del lugar, podríamos hacer alguna referencia con el tópico literario denominado "Locus Amoenus" aunque precisamente en el fragmento con el que contamos para esta actividad no se da tal caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario