domingo, 29 de noviembre de 2015

Comentario Crítico sobre Jarchas

Las jarchas de amor, son pequeños poemas populares en los generalmente, la voz del autor o de la autora es una muchacha que habla de sus experiencias amorosas a sus hermanas o a su madre. Éstos textos solían ser escritos por hombres, pero en su redacción, requerían la primera persona de la voz femenina.

En éstas composiciones se usaba un lenguaje antiguo, usando la lengua romance. Empleaban abundantemente las exclamaciones, las interrogaciones y las repeticiones. Siempre usaban un léxico sencillo y también, en ocasiones, hacían uso de diminutivos.

Veamos pues, que ocurre en este caso:

La muerte es mi estado, porque mi estado (es) desesperado.

¿Qué haré, oh madre mía? El que me mima va a marcharse.

Como ya comentábamos anteriormente, en este caso, la muchacha se dirige a su madre, a la que dice que la muerte es su estado por lo mal que lo está pasando a causa de la ausencia de su amante que tiene que marcharse.

Probablemente, a día de hoy, no de la forma en la que la muchacha lo hace en este ejemplo pero si lamentándonos a nosotros mismos, somos muchos los que hemos sufrido y sufrimos por amor; pasando por mejores o peores momentos, aunque siempre terminamos por acostumbrarnos a lo que ocurra.

Podríamos llegar a la conclusión de que siempre son ellas las que lloran por un amante o las que sufren por esta causa, pero ¿creéis que eso es cierto?. Personalmente diría que no, pues conozco casos en los que el hombre a sido el que lo ha pasado mal, pero para no quedarnos solo con eso, podemos ver otras manifestaciones artísticas como la música, en la que se expresan numerosas situaciones en las que el hombre sufre por la mujer o ambos son los que sufren, como es el caso de la famosa canción de Alejandro Sanz: A que no me dejas

No hay comentarios:

Publicar un comentario