domingo, 29 de noviembre de 2015

Comentario Crítico sobre Jarchas

Las jarchas de amor, son pequeños poemas populares en los generalmente, la voz del autor o de la autora es una muchacha que habla de sus experiencias amorosas a sus hermanas o a su madre. Éstos textos solían ser escritos por hombres, pero en su redacción, requerían la primera persona de la voz femenina.

En éstas composiciones se usaba un lenguaje antiguo, usando la lengua romance. Empleaban abundantemente las exclamaciones, las interrogaciones y las repeticiones. Siempre usaban un léxico sencillo y también, en ocasiones, hacían uso de diminutivos.

Veamos pues, que ocurre en este caso:

La muerte es mi estado, porque mi estado (es) desesperado.

¿Qué haré, oh madre mía? El que me mima va a marcharse.

Como ya comentábamos anteriormente, en este caso, la muchacha se dirige a su madre, a la que dice que la muerte es su estado por lo mal que lo está pasando a causa de la ausencia de su amante que tiene que marcharse.

Probablemente, a día de hoy, no de la forma en la que la muchacha lo hace en este ejemplo pero si lamentándonos a nosotros mismos, somos muchos los que hemos sufrido y sufrimos por amor; pasando por mejores o peores momentos, aunque siempre terminamos por acostumbrarnos a lo que ocurra.

Podríamos llegar a la conclusión de que siempre son ellas las que lloran por un amante o las que sufren por esta causa, pero ¿creéis que eso es cierto?. Personalmente diría que no, pues conozco casos en los que el hombre a sido el que lo ha pasado mal, pero para no quedarnos solo con eso, podemos ver otras manifestaciones artísticas como la música, en la que se expresan numerosas situaciones en las que el hombre sufre por la mujer o ambos son los que sufren, como es el caso de la famosa canción de Alejandro Sanz: A que no me dejas

lunes, 23 de noviembre de 2015

Insignias Literatura

Seguimos con la realización de trabajos para la asignatura de Literatura.

En esta ocasión, el profesor Nacho nos mandó como tarea crear tres insignias basadas en dicha asignatura mediante la página web CANVA. En mi caso, los motivos dados en cada insignia son:

- Por la actitud ante la asignatura
- Por la participación en clase
- Por el buen trabajo y comportamiento

Las insignias son las siguientes:




Libro de buen amor - Comentario

Dicen que enfermo estaba el león, con dolor: los animales fueron a ver a su señor. Animóse con ellos y sintióse mejor, alegráronse todos demostrándole amor.

Por hacerle servicio y por más le alegrar convidáronle todos para darle yantar; le rogaron señale a quien sacrificar; mandó matar un toro, que podría bastar.

Partidor hizo al lobo; mandó que a todos diese: este apartó el menudo, para que lo comiese el león, a quien dijo la mesa bendijese; para sí, la canal, la mayor que se viese.

“-Señor, tú estás enfermo; esta carne liviana cómela tú, Señor, te será buena y sana; a nosotros nos basta la canal, parte vana.” El león se enfurece: de comer tiene gana.

Alzó el león la mano, como si bendijera, y al lobo en la cabeza golpeó, de manera que una oreja del casco casi le arrancó entera. Luego ordenó a la zorra que la carne partiera.

La raposa, ladina, obedeció asustada; todo el toro al león ofreció la taimada. A los demás, las tripas y bofes, sin más nada. Del león la raposa fue muy felicitada.

“-¿Quién os enseñó, amiga, a hacer la partición tan buen, equitativa y llena de razón?” “-En cabeza del lobo aprendí la lección, del lobo tomé ejemplo para mi decisión.”


El fragmento que vamos a comentar pertenece al libro del Buen Amor, cuyo autor es Juan Ruiz, el arcipreste de Hita. El libro fue escrito en el siglo XIV (1350) y se trata de una narración (fragmento de un cuento) en verso, más exactamente de una autobiografía ficticia. La obra se encuadra dentro del Mester de Clerecía medieval.

Podríamos decir que el tema de este texto es "la capacidad" que tiene el ser humano para fijarse en su entorno y los errores que unos cometen para que cuando llegue nuestro momento de actuar sepamos como hacerlo o al menos estemos más seguros de nosotros mismos sin cometer los errores que otro cometieron.

En este fragmento extraído de un texto ficticio, podemos observar tras su lectura que al parecer un grupo de animales van a visitar a un león que está enfermo. Éste alegre y sin esperar dicha visita, ordena a algunos de los animales matar a un toro para comerlo y elige a un lobo para que hiciera un reparto igualitario de todas las porciones o trozos de comida del toro. El lobo, que lleno de rabia estaba, le da al león toda la carne buena que el toro tenía y le dice que al estar enfermo debería comer bien, por lo que el lobo elige a un zorro para que repartiera la carne.  El león, que estaba satisfecho quiso hacer una pregunta al zorro: ¿quién te ha enseñado a repartir tan bien?, a lo que el zorro le dijo que se fijó en la mala actuación que tuvo el lobo anteriormente y que no cometería ese fallo nuevamente.

El fragmento tiene siete estrofas, las cuales, individualmente, tienen un total de 4 versos alejandrinos con una sola rima consonante, como es el caso de la primera estrofa. También cabe destacar que el fragmento tiene un total de tres partes, las cuales son: la primera parte es la constituida por la primera estrofa, la segunda parte abarca desde la segunda estrofa hasta la sexta, incluyendo ambas, y la tercera parte que la formaría la última estrofa, en la que está reflejado el lema de la historia.

Me ha causado especial atención al uso que el autor hace de frases largas, incluso a veces alterando el orden de éstas mediante el hipérbaton; como es el caso de: "para sí, la canal, la mayor que se viese".

Si bien nos paramos y nos ponemos a reflexionar sobre el texto, podemos pensar que la situación que el autor nos plantea no sigue estando presente entre nosotros, al menos en la mayor parte de la población; y digo una mayor parte de la población porque muchas personas siguen tomando aún decisiones que son muy egoístas por su parte desgraciadamente.



domingo, 15 de noviembre de 2015

Comentario del T. III. El Decamerón.

Hermosas señoras, gran peso me incumbe si quiero con una buena historia daros gusto como os lo han dado aquellas que antes han hablado; del cual, con la ayuda de Dios, espero descargarme asaz bien. Debéis, pues, saber que en nuestra ciudad hubo un riquísimo mercader llamado Arriguccio Berfinghieri, el cual neciamente, tal como ahora hacen cada día los mercaderes, pensó ennoblecerse por su mujer y tomó a una joven señora noble (que mal le convenía) cuyo nombre fue doña Sismonda. La cual, porque él tal como hacen los mercaderes andaba mucho de viaje y poco estaba con ella, se enamoró de un joven llamado Roberto que largamente la había cortejado; y habiendo llegado a tener intimidad con él, y teniéndola menos discretamente porque sumamente le deleitaba, sucedió (o porque Arriguccio oyese algo o como quiera que fuese) que se hizo el hombre más celoso del mundo y dejó de ir de viaje y todos sus demás negocios, y toda su solicitud la había puesto en guardar bien a aquélla, y nunca se hubiera dormido si no la hubiese sentido antes meterse en la cama; por la cual cosa la mujer sintió grandísimo dolor, porque de ninguna guisa podía estar con su Roberto. Pero habiendo dedicado muchos pensamientos a encontrar algún modo de estar con él, y siendo también muy solicitada por él, le vino el pensamiento de hacer de esta manera: que, como fuese que su alcoba daba a la calle y ella se había dado cuenta muchas veces de que a Arriguccio le costaba mucho dormirse, pero que después dormía profundísimamente, ideó hacer venir a Roberto a la puerta de su casa a medianoche e ir a abrirle y estarse con él mientras su marido dormía profundamente. Y para sentir ella cuándo llegaba de guisa que nadie se apercibiese, inventó echar una cuerdecita fuera de la ventana de la alcoba que por uno de los extremos llegase cerca del suelo, y el otro extremo bajarlo hasta el pavimento y llevarlo hasta su cama, y meterlo bajo las ropas, y cuando ella estuviese en la cama atárselo al dedo gordo del pie; y luego, mandando decir esto a Roberto, le ordenó que, cuando viniera, tirase de la cuerda y ella, si su marido durmiese, lo soltaría e iría a abrirle, y si no durmiese, lo cogería y lo tiraría hacia sí, a fin de que él no esperase. La cual cosa plugo a Roberto; y habiendo ido muchas veces, alguna le sucedió estar con ella y alguna no.

3. Exponga el tema del fragmento y relaciónelo con el resto de la obra. 

4. Analice las características formales del fragmento: su técnica y los recursos expresivos empleados.

5. Exprese su valoración personal del texto y relaciónelo con los conflictos de nuestro tiempo o con otras manifestaciones artísticas.


3. Comencemos hablando del tema de este fragmento, pues, nuevamente, podemos ver que el tema principal es la infidelidad, algo que ya empieza a verse como algo normal. También podemos ver el uso de la inteligencia humana, recurso que usan los personajes de esta obra a lo largo de la jornada para no salir mal parados en numerosas ocasiones (e ahí el tópico de la fortuna), el cual encontramos en numerosas ocasiones a lo largo de la obra.

4. Podemos observar sin duda alguna, que éste fragmento consta de una perfecta narración en la cual se expone al lector la situación en la que se encuentran los personajes de la obra. En cambio, como ya comentábamos en otras entradas, a lo largo de éste capítulo se hace uso del diálogo directo e indirecto para agilizar de alguna forma dicha obra.

Nos encontramos en esta ocasión en la Jornada VII, al final del relato III. Podemos destacar el uso de largas oraciones, como es el siguiente caso: "Hermosas señoras, gran peso me incumbe si quiero con una buena historia daros gusto como os lo han dado aquellas que antes han hablado; del cual, con la ayuda de Dios, espero descargarme asaz bien". También cabe destacar con un claro ejemplo, el uso de la inteligencia humana y el ingenio (en este caso un invento que ideó la mujer para percatarse de la llegada de Roberto a su casa con la finalidad de mantener relaciones sexuales con él), como ya comentábamos en el punto anterior, con el siguiente ejemplo: "Y para sentir ella cuando llegaba de guisa que nadie se apercibiese, inventó echar una cuerdecita fuera de la ventana de la alcoba que por uno de los extremo llegase al suelo, y el otro extremo bajarlo hasta el pavimento y llevarlo hasta su cama, y meterlo bajo las ropas, y cuando ella estuviese en la cama atárselo al dedo gordo del pie; y luego, mandando a decir esto a Roberto, le ordenó que, cuando viniera, tirase de la cuerda y ella, si su marido durmiese, lo soltaría e iría a abrirle, y si no durmiese, lo cogería y lo tiraría hacia sí, a fin de que el no esperase".

Conforme avanza la obra, más concretamente al final, podemos ver una rápida aceleración del tiempo que; (quizás podríamos relacionarlo con el tópico literario del Tempus Fugit). Hace uso de un lenguaje culto y escasean los recursos literarios. En éste fragmento podemos ver el uso del hipérbaton, colocando el verbo al final de la frase.

5. Para terminar, hagamos una valoración personal del texto. Hoy día, a pesar de que muchos países siguen privando a la mujer en cuanto a derechos y le dan menor importancia que al hombre llegando a ser en ocasiones un simple trozo de carne, impidiendo su completa liberación sexual, Boccaccio con El Decamerón, trata de darle el mismo valor igualitario que al hombre y sin privarla de libertad, mostrando el lado aventurero que ésta posee.

Esa sería la causa de la importancia que le podemos dar al Decamerón, pues en la época del escritor italiano, tenían ideas y una imagen de la mujer muy diferente a la actual. Gracias a estos 100 relatos, Boccaccio cambia el pensamiento que tenían de ellas y gracias a ello a día de hoy no se discrimina tanto, pero no podemos olvidar que no cambiará nada hasta que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Palabras Intraducibles

Seguimos realizando tareas de Lengua. En esta ocasión la tarea que hemos tenido que hacer consistía en inventar nuevas palabras y darles un significado, quedando como resultado el siguiente:

Comentario del T. II. El Decamerón.

El niño, al ver a su padre, corrió hacia él y le hizo fiestas como hacen los niños pequeños; el cual, cogiéndolo en brazos, llorando no de otra manera que si lo sacase de la fosa, comenzó a besarlo y a darle gracias a su compadre que se lo había curado.
El compañero de fray Rinaldo, que no un padrenuestro sino más de cuatro había enseñado a la criadita, y le había dado una bolsa de hilo blanco que le había dado a él una monja, y la había hecho devota suya, habiendo oído al santurrón llamar a la alcoba de la mujer, calladamente había venido a un sitio desde donde pudiera ver y oír lo que allí pasaba. Y viendo la cosa en buenos términos, se vino abajo, y entrando en la alcoba dijo:
-Fray Rinaldo, las cuatro oraciones que me mandasteis las he dicho todas.
A quien fray Rinaldo dijo:
-Hermano mío, tienes buena madera y has hecho bien. En cuanto a mí, cuando mi compadre llegó no había dicho sino dos, pero Nuestro Señor por tu trabajo y el mío nos ha concedido la gracia de que el niño sea curado.
El santurrón hizo traer buen vino y dulces, e hizo honor a su compadre y a su compañero con lo que ellos tenían necesidad más que de otra cosa; luego, saliendo de casa junto con ellos, los encomendó a Dios, y sin ninguna dilación haciendo hacer la imagen de cera, la mandó colgar con las otras delante de la figura de San Ambrosio, pero no de la de aquel de Milán .

3. Exponga el tema del fragmento y relaciónelo con el resto de la obra.

4. Analice las características formales del fragmento: su técnica y los recursos expresivos empleados.

5. Exprese su valoración personal del texto y relaciónelo con los conflictos de nuestro tiempo o con otras manifestaciones artísticas.

3. Como tema del fragmento, podríamos decir que es el encuentro de Fray Rinaldo con su comadre y el encuentro del marido con estos dos en la habitación.

Podemos observar en este fragmento a cuatro personajes principales; la comadre, Fray Rinaldo, el marido de la comadre y el amigo de Fray Rinaldo, los cuales se encuentran en la siguiente situación: mientras Fray Rinaldo y la comadre estaban en la alcoba junto a el amigo de Fray Rinaldo y la criada manteniendo relaciones sexuales, el marido de la comadre entra en la alcoba, por lo que, asombrados, tratan de inventar una excusa para salir de dicha situación. Hacen creer al marido que estaban rezando para curar las lombrices del ahijado, y el marido, sorprendido, toma la respuesta que estos dan y lo acepta, invitándolos posteriormente a comer y tomar vino con ellos.

Si lo relacionamos nuevamente con el resto de la obra, vemos que se sigue dando el caso de la infidelidad que las mujeres hacen a sus maridos.

4. Como hemos comentado en otras entradas, este fragmento también posee un carácter narrativo, en el que predomina la narración, aunque también encontramos algo de diálogo directo. Este fragmento se encuentra al final de la novela tercera de la Jornada VII.

La historia de este fragmento, se da en la habitación de la casa de la mujer, donde ellas mantienen las relaciones sexuales junto a Fray Rinaldo y su amigo. También encontramos el uso de hipérbaton y largas oraciones.

5. Para mí, ésta es una obra interesante, en la que el autor pasa al papel las costumbres y actividades que se realizaban en su época. Sin duda, podemos ver que para Boccaccio, el mundo no es solo un tránsito para el más allá, sino un lugar hermoso en el cual merece la pena disfrutar al máximo.

A raíz de ello, se nos muestra a los personajes tal cual son, con las apetencias y deseos propios de todo humano y la situación de la mujer en la época del escritor italiano entre otros.

Podemos relacionar por ejemplo la situación de la mujer, con la actualidad en el sentido de que muchos países siguen discriminando e impiden por completo su liberación sexual.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

La mujer en el Decamerón.

En primer lugar, antes de hacer un análisis más detallado de la mujer en el Decamerón como bien indica el título de la entrada, es decir que la imagen medieval de la mujer se nos presenta con matices contrastantes y conformada por ideas oscilantes que van desde el total desprecio, hasta la máxima adoración.

Tanto los clérigos y monjes como la burguesía y la aristocracia, dieron una visión de la mujer muy contrastante, la cual, frecuentemente, admitió dentro de la misma corriente aspectos contrapuestos. Siendo así las ideas principales la inferioridad de la mujer frente al hombre y la sujeción de la mujer frente al hombre.

En la Baja Edad Media, debido a la intervención de la Burguesía a finales de los siglos XII y XIV, empeoró la imagen de la mujer, que a través de cuentos picarescos se ridiculizaba a las mujeres, ofreciéndonos la imagen de ellas como brujas, controladoras de sus maridos, y otras del estilo. La mujer tuvo una vida muy diversa de la cual el imaginario popular nos ofrece diversos estereotipos.

Hablemos también de la mujer en la época renacentista, cuya condición no había experimentado apenas algún cambio respecto a la Edad Media. Por un lado teníamos al hombre como centro del Universo, lo que dio lugar al humanismo, mientras que la mujer seguía en el mismo estado como ya comentábamos anteriormente. Es en Italia por ejemplo, donde hay una cierta elevación de la mujer cortesana, donde la libertad y el trato que recibían eran envidiados por sus congéneres más decentes, donde tenían la función principal la procreación y la satisfacción del hombre. "Con este panorama no es de extrañar y ya para rematar la faena (como solemos decir) que nos consideraran unas meras vasijas receptoras de la semilla del varón, por tanto, callar, obedecer y punto" dice un usuario en la web.

En el Decamerón, podemos observar como se nos muestra a la mujer destinataria de la obra como mujeres un tanto infieles y con faltas de mucho intelecto. De ahí que las historias siempre tengan mujeres insatisfechas que buscan la satisfacción sexual siendo infieles, aunque también hay hombres con mucha picardía, como es el caso de Fray Rinaldo, un monje que se divierte con una chica campesina, donde es ella la seductora.

Si hablamos ahora de la igualdad entre hombres y mujeres, el caso donde lo podemos ver más claro es en la iglesia, lugar en el que la profesión de monje, la podían ejercer tanto hombres como mujeres. En el Decamerón, ésto llevó al cambio de profesiones entre los personajes de la obra, suplantando los personajes relacionados con el clero en otros personajes más acordes a los deseos de la iglesia; deseos que consistían en estar alejados de semejante historia. Por lo tanto, también podemos encontrar como ejemplo de otra profesión a las matronas.

Personalmente, pienso que a día de hoy, la mujer aún sigue asumiendo el papel de "mujer objeto" dando a entender que cada uno la utiliza como quiere, y desgraciadamente es así. En numerosas partes del mundo se sigue tratando a la mujer sin tener sentimientos sobre ella, como si de un trozo de carne se tratara; por lo que podemos decir que el mundo no avanzará en ese ámbito hasta que la mujer posea los mismos derechos que el hombre.

Para finalizar quería destacar otro punto que es la relación que tiene el Decamerón con la artes:

- Bien, pues podemos encontrar su relación en otras obras literarias como "El Decamerón Negro", obra en la que se narran los cuentos basados en el África Negra.














- En la pintura, podemos encontrarlo en el cuadro de Winterhalter, alemán cuya obra es apreciada por su sutil intimismo y la perfección en la vestimenta de los personajes de sus pinturas.










- En el cine, podemos encontrarlo en el largometraje de Pier Paolo Pasolini, obra que recrea el divertido ambiente desde un punto de vista erótico y burlesco con la aparición de escenas sexuales.












jueves, 5 de noviembre de 2015

Comentario del T. I. El Decamerón.

3. Exponga el tema del fragmento y relaciónelo con el resto de la obra.

4. Analice las características formales del fragmento: su técnica y los recursos expresivos empleados.

5. Exprese su valoración personal del texto y relaciónelo con los conflictos de nuestro tiempo o con otras manifestaciones artísticas.

3. El tema de este fragmento es el diálogo entre Tingoccio y Meuccio por la supuesta pena que recibe Tingoccio por acostarse con su comadre.

En este fragmento, podemos observar como ya mencionamos anteriormente, el diálogo entre Meuccio y Tingoccio. Dicho diálogo es originado por la muerte de Tingoccio, que volvió como si de un ángel se tratara por la petición de Meuccio antes de morir. Podemos ver como Meuccio le hace una pregunta que le inquieta, preguntando así que pena recibió una vez que estaba en el cielo por haberse acostado con su comadre. Al parecer, Tingoccio cree que recibiría una pena mayor por su acto, pero sorprendentemente las penas allí arriba no eran más duras.

Podemos enlazar este fragmento con los cuentos de la VII Jornada, en la que podemos observar las burlas que por su propio bien o por amor hacían las mujeres a sus maridos.

4. En cuanto a las técnicas narrativas y al estilo de esta obra: incorpora pocos pasajes descriptivos en los cuentos, también incorpora el diálogo narrativo tanto directo como indirecto, afán de verosimilitud, caracterización más matizada de las figuras femeninas, emplea una prosa elegante, armoniosa y cuidada. También podemos observar que emplea la técnica de contraste.

Los recursos expresivos más empleados son los siguientes:

- Uso de la ironía o sarcasmo, muy común en metáforas sexuales, comparaciones, etc.
- Juegos de contrastes significativos.
- Subrayado de las burlas o engaños.
- Correspondencia entre los personajes y los registros lingüísticos empleados.
- Insistencia en la traición.
- Repetición léxica intencionada.
- Burla o parodia de fuentes o modelos literarios conocidos.

5. Para mí, ésta es una obra interesante, en la que el autor pasa al papel las costumbres y actividades que se realizaban en su época. Sin duda, podemos ver que para Boccaccio, el mundo no es solo un tránsito para el más allá, sino un lugar hermoso en el cual merece la pena disfrutar al máximo.

A raíz de ello, se nos muestra a los personajes tal cual son, con las apetencias y deseos propios de todo humano y la situación de la mujer en la época del escritor italiano entre otros.

Podemos relacionar por ejemplo la situación de la mujer, con la actualidad en el sentido de que muchos países siguen discriminando e impiden por completo su liberación sexual.