sábado, 31 de octubre de 2015

Boccaccio y su época.

Boccaccio nació el 16 de junio de 1313. Fue un escritor y humanista italiano, hijo de Boccaccio da Chellino, mercader y banquero de la compañía financiera de los Bardi, pero desgraciadamente no llegó a conocer a su madre. Nació en Certaldo, y pasó su infancia en Florencia. Posteriormente, su padre lo envió a Nápoles, donde recibió una importante formación literaria por parte de Paolo da Perugia y Andalo Delnevo. Se enamoró y fue amante de una dama napolitana, inspiradora del personaje de Fiammetta, que aparece en numerosas obras del autor.

Finalmente, cuando es llamado por su padre, abandona Nápoles y regresa a Florencia, donde compagina su dedicación a las letras con el desempeño de cargos diplomáticos.

Gracias a numerosos viajes que realizó, mantuvo una gran amistad con el guía y maestro Francesco Petrarca, que se prolongará hasta la muerte de éste en el año 1374.

Vivirá sus últimos momentos en su villa de origen, donde se entregó a la meditación religiosa. Debido al cansancio y a una serie de enfermedades que padeció, fallecerá el día 21 de diciembre 1375.

A pesar de que la mentalidad de su época seguía siendo medieval, se considera a Boccaccio como uno de los precursores del Renacimiento italiano. La época de Boccaccio, la Baja Edad Media, supuso una nueva forma de concebir el mundo. En ésta época, hubo profundos cambios en la economía, política, la religión, en la cultura, en la ciencia y en el arte, entre otros muchos. También produjo un notable cambio la Burguesía, que hará crecer las actividades industriales y comerciales. Ésta clase (la Burguesía), se convertirá por aquel entonces en la primera fuerza social de Florencia, que pretendía conseguir por sí mismo su propia dignidad social.

En relación a la Literatura, podemos nombrar a otros escritores presentes en la misma época que Boccaccio, los cuales fueron; Francesco Petrarca y Dante, que vivieron junto a Boccaccio la Peste Negra en el año 1348. Dicha enfermedad llegó a Florencia desde China y asoló la ciudad, frenando pues, su excelente periodo de esplendor social, económico y político.

Es entonces cuando Boccaccio redactará "El Decamerón".

No hay comentarios:

Publicar un comentario