sábado, 19 de septiembre de 2015

Comentario crítico.

Comentario crítico sobre el texto "Si los tiburones fueran hombres" del alemán Bertolt Brecht.

Por encima, los altos cargos (tiburones) e inferiores a ellos, el resto de la sociedad, los (peces). En este texto; el autor representa a la sociedad capitalista, como tiburones codiciosos por "alimentarse" cazando a sus presas, pero... ¿Es posible cambiar esto? Probablemente, a día de hoy, diría que no. 

Hablemos un poco sobre el autor, pues saber algo de él nos servirá para entender mejor el texto. Bertolt Brecht, dramaturgo y poeta alemán, caracterizado por su influencia en el siglo XX. En su juventud, Brecht era un rebelde al que le atraía lo distinto, lo extraño, etc. Y que se empeñaba en vivir al margen de las normas de su tiempo, de su decoro y su sentido de disciplina. Bertolt se convirtió en comunista, por lo que fue perseguido por Hitler. No obstante, sobrevivió y tras estar alojado en los Países Bajos un tiempo, regresó a Alemania; donde moriría en el año 1956.

Una vez tratados algunos aspectos del autor, podemos distinguir fácilmente en los párrafos similitudes entre la vida de Bertolt y lo que narra en el texto. Un ejemplo claro es cuando habla de la formación moral de los peces, pudiendo relacionar lo que menciona con lo que puede estar ligado a su infancia, o también la crítica que hace al arte, como la pintura, cuya función no sería revelar a las personas su verdadero lugar dentro de la sociedad, sino haciéndoles ver esa realidad falseándola.

Si echamos un vistazo a la mayoría de sus obras, nos daremos cuenta rápidamente de que los temas principales de los cuales constan sus obras; están relacionados en cierto modo, a razones procedentes de la política y principalmente caracterizadas por su radical oposición a la visión y la forma de vida de las clases más altas, la burguesía.

El autor, con este texto, pretende cambiar el mundo, equilibrar el nivel de vida de unos y otros, aunque es un "trabajo" difícil. Todos podemos y luchamos por nuestros intereses, pero, entre otros; numerosos son los casos de corrupción y avaricia, de los cuales no podemos deshacernos. Lamentablemente, los tiburones seguirán ahí arriba, y seguirán apareciendo más y más, que seguirán alimentándose de los peces haciéndose cada cual más fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario