sábado, 19 de septiembre de 2015

Si los hombres fueran hormigas...

Si la sociedad fuera como hormigas, probablemente no habría interés por la libertad humana.

Si el hombre fuese individual como las hormigas, si el hombre fuera uniforme, si el hombre fuera intercambiable, privado de rasgos propios de personalidad; ¿a quién le importaría si fuesen libres o no lo fuesen?

Mejor dicho, ¿le importaría a alguien su existencia, o no?

Lo que caracteriza a la raza humana, aunque podamos ser similares a otros en algo, es que cada persona es única y cada uno tenemos una personalidad completamente propia e individualizada.

Es este el hecho que nos hace únicos de alguna forma (el hecho de que ninguna persona sea intercambiable), lo que nos hace irreemplazables y nos hace preocuparnos de si estamos vivos o muertos o de nuestro estado de ánimo, por ejemplo.

Finalmente, está el hecho de que las personalidades que nos caracterizan sean únicas, por lo que necesitan libertad para su buen desarrollo, el cual constituye uno de los principales
argumentos a favor de una sociedad libre.

Comentario crítico.

Comentario crítico sobre el texto "Si los tiburones fueran hombres" del alemán Bertolt Brecht.

Por encima, los altos cargos (tiburones) e inferiores a ellos, el resto de la sociedad, los (peces). En este texto; el autor representa a la sociedad capitalista, como tiburones codiciosos por "alimentarse" cazando a sus presas, pero... ¿Es posible cambiar esto? Probablemente, a día de hoy, diría que no. 

Hablemos un poco sobre el autor, pues saber algo de él nos servirá para entender mejor el texto. Bertolt Brecht, dramaturgo y poeta alemán, caracterizado por su influencia en el siglo XX. En su juventud, Brecht era un rebelde al que le atraía lo distinto, lo extraño, etc. Y que se empeñaba en vivir al margen de las normas de su tiempo, de su decoro y su sentido de disciplina. Bertolt se convirtió en comunista, por lo que fue perseguido por Hitler. No obstante, sobrevivió y tras estar alojado en los Países Bajos un tiempo, regresó a Alemania; donde moriría en el año 1956.

Una vez tratados algunos aspectos del autor, podemos distinguir fácilmente en los párrafos similitudes entre la vida de Bertolt y lo que narra en el texto. Un ejemplo claro es cuando habla de la formación moral de los peces, pudiendo relacionar lo que menciona con lo que puede estar ligado a su infancia, o también la crítica que hace al arte, como la pintura, cuya función no sería revelar a las personas su verdadero lugar dentro de la sociedad, sino haciéndoles ver esa realidad falseándola.

Si echamos un vistazo a la mayoría de sus obras, nos daremos cuenta rápidamente de que los temas principales de los cuales constan sus obras; están relacionados en cierto modo, a razones procedentes de la política y principalmente caracterizadas por su radical oposición a la visión y la forma de vida de las clases más altas, la burguesía.

El autor, con este texto, pretende cambiar el mundo, equilibrar el nivel de vida de unos y otros, aunque es un "trabajo" difícil. Todos podemos y luchamos por nuestros intereses, pero, entre otros; numerosos son los casos de corrupción y avaricia, de los cuales no podemos deshacernos. Lamentablemente, los tiburones seguirán ahí arriba, y seguirán apareciendo más y más, que seguirán alimentándose de los peces haciéndose cada cual más fuerte.

3 aspectos que nos pueden servir para entender el texto.

1. Inicialmente, el autor fue influido por la euforia de la guerra.

2. Tuvo frecuentes contactos con artistas socialistas que influirían de alguna forma a su pensamiento.

3. Desde sus comienzos, Brecht se caracterizó por una radical oposición a la forma de vida y a la visión del mundo de la burguesía.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Literatura. Definiciones

Definiciones que podemos usar para describir la literatura:

1. Conjunto de producciones de un país, lengua o época.
2. Conjunto de obras que tratan sobre un tema determinado.
3. Manifestación artística basada en el uso del lenguaje.

La primera definición, nos da a entender que la literatura es la agrupación de obras procedentes de un país, una lengua o intervalo de tiempo, que la hace característica y única, por ejemplo, según su antigüedad o expresiones usadas en el momento en el que se escribió la obra.

En la segunda definición, claramente entendemos que una obra no siempre trata de un mismo tema, sino que puede abarcar diferentes géneros, como pueden ser el dramático, o el narrativo.

La última de estas definiciones, nos explica de alguna forma que la literatura es la expresión de algo que usa el lenguaje escrito, como puede ser un poema.